Translate

lunes, 25 de julio de 2016

LA UNESCO APROBÓ DENOMINACIÓN LÍNEAS Y GEOGLIFOS DE NASCA Y PALPA


Por Miguel Ángel Bayona Elías.


SALUDAMOS DESDE ARGENTINA Y POR FIN SE HIZO JUSTICIA EL RECONOCIMIENTO A NUESTRA PROVINCIA DE PALPA LINDA Y BELLA- POR LA DECISIÓN DE LA UNESCO  EN DECLARAR EL CAMBIO DE DENOMINACIÓN DE LAS “LÍNEAS Y GEOGLIFOS DE NASCA Y PAMPAS DE JUMANA” POR EL DE “LÍNEAS DE NASCA Y PALPA” A PARTIR DEL 14 DE JULIO DE 2016 APROBADA POR EL COMITÉ DE  PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO EN SU 40ª REUNIÓN REALIZADA EN TURQUÍA.
DESDE EL AÑO 1940 - 1941 EL HISTORIADOR PAUL KOSOK PROPUSO LA HIPOTÉSIS, DE QUE SE TRATABAN ESTOS GEOGLIFOS DE UN ENORME CALENDARIO ASTRONÓMICO, Y QUE FUE EL MISMO QUIÉN CONVOCÓ A LA EXPERTA ALEMANA EN MATEMÁTICAS, GEOGRAFÍA Y PEDAGOGÍA MARÍA REICHE PARA INVESTIGAR ESTOS GEOGLIFOS DE NASCA Y PALPA, MISIÓN QUE CUMPLIRÍA POR CASI CINCO DÉCADAS, DESDE 1946, HASTA QUE LA MUERTE LE SORPRENDIÓ EN 1998.
LAS LINEAS DE PALPA FUERON DADAS A CONOCER DESDE 1997 POR UN GRUPO DE ARQUEÓLOGOS PERUANOS Y EXTRANJEROS DIRIGIDOS POR MARCKUS REINDEL Y JHONNY ISLA. ELLOS HALLARON MIL GEOGLIGOS Y 650 SITIOS ARQUEOLÓGICOS Y CONSTRUCCIONES EN ADOBE. ESTAS LINEAS DE PALPA ESTABAN OLVIDADAS Y RELEGADAS SIN EMBARGO SON TAN IMPRESIONANTES Y MÁS ANTIGUAS QUE LAS FAMOSAS LÍNEAS DE NASCA.



La Unesco en su 40º reunión, celebrada en Estambul, Turquía, del 10 al 17 de julio, el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco publicó en su portal web, el Proyecto de Decisión: 40COM/B.3 (1) haber examinado el documento WHC/16/40.COM/8B, propuesto por las autoridades de la República del Perú, aprobándose el cambio de nombre de “Líneas Y Geoglifos de Nasca  y Pampas de Jumana”. Convirtiiéndose el nombre de la denominación y propiedad en “Líneas y Geoglifos de Nasca  y Palpa.

Draft Decision: 40 COM 8B.3 The World Heritage Committee, 1. Having examined Document WHC/16/40.COM/8b, 2. Approves the name change to Lines and Geoglyphs of Nasca and Pampas de Jumana as proposed by the Peruvian authorities. (2)

Las llamadas Líneas y Geoglifos de Nasca y pampas de Jumana, ocupan una superficie de más de 200 km² y fueron declaradas como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO (United Nations Educational Scientifics and Cultural Organization) en el año de 1994.

Como sabrán “Las Líneas y Geoglifos de Nasca y pampas de Jumana” de la Región de Ica, presentan una filiación cultural que va desde el desarrollo de la cultura Paracas (800 ac) y la cultura Nasca  (100 dc- 700 dc). Los geoglifos están localizados  a la altura del kilómetro 420 de la Panamericana Sur. 

En el año de 1926, el Arqueólogo peruano Toribio Mejía Xesspe (1896-1983) fue el primero en informar sobre la existencia  de los geoglifos de Nasca y Palpa. Y fue en el año de 1939 durante el XXVII Congreso de Americanistas, desarrollado en Perú, donde  Mejía Xesspe planteó las primeras hipótesis sobre los orígenes y funciones de estos geoglifos.  A partir de 1940 el Historiador de Arte Paul Kosok fue quién difundió el hallazgo y los estudios realizados por Mejía Xesspes. 

Paul Kosok  propuso la hipótesis de que se trataban, estos geoglifos, de un enorme calendario astronómico; y fue el mismo quién convocó a la experta alemana en matemáticas, geografía y pedagogía María Reiche  (Desde, Alemania 1903-Lima 1998) para investigar estos geoglifos de Nasca y Palpa, misión que cumpliría por casi cinco décadas, desde 1946,  hasta que la muerte le sorprendió en 1998.

Las Líneas de Palpa desde que fueron dadas a conocer por un grupo de arqueólogos peruanos y extranjeros dirigidos por Markus Reindel y Jhonny Isla, de la Fundación Suiza-Liechtenstein, investigaron el sitio desde 1997, quienes mediante diferentes métodos pudieron constatar que eran más antiguas que las famosas líneas de Nasca y que fueron elaboradas por la Cultura Paracas varios cientos de años antes. 
Ellos hallaron mil geoglifos, 650 sitios arqueológicos y construcciones en adobe. Estas Líneas de Palpa estaban olvidadas y relegadas, sin embargo  son tan impresionantes como lo son sus hermanas "Las Líneas y Geoglifos de Nasca y Pampas de Jumana" y que encierran los mismos misterios acerca de su creación, y función.

Las  misteriosas y enigmáticas “Líneas y Geoglifos de Palpa” se encuentran en el Perú, al sur de Lima, y al este del departamento de ICA, en el Km. 395 de la Carretera Panamericana Sur y a 1 h 15 minutos aproximadamente en auto se llega a la provincia de Palpa.  

Estas líneas se encuentran en diversas zonas de Palpa como en Sacramento, Pinchango y Llipata, además están dispuestas en agrestes zonas, como mesetas y colinas. 

Cómo se llegó a determinar el verdadero significado. Los primeros geoglifos los descubrió Julio C. Tello junto con Alfred Kroeber y Toribio Mejía en 1926, cerca del poblado de Cantalloq. Ellos no les dieron mayor importancia. Solo figura un furtivo artículo escrito por Toribio Mejía en 1942. 

El primer hallazgo científico de los geoglifos fue en 1941, con los trabajos de Paul Kosok en las Pampas de San Ignacio y Llipata en Palpa. Luego lo siguieron María Reiche y Hans Horkheimer. Kosok hizo el primer recorrido a pie por las mesetas y quebradas al sur de Llipata y fue allí donde descubrió la primera figura que marcó la puesta del Sol, el 22 de junio de 1941, día del solsticio de invierno.

El suceso fue el inicio para que se planteara la hipótesis de la función astronómica de los geoglifos. Pero con las nuevas investigaciones, la idea se desvaneció. 

La matemática María Reiche viajó por primera vez a Nasca y encontró otras líneas marcando la puesta del sol el 21 de diciembre de 1941, día del solsticio de verano. Hans Horkheimer recorrió las Pampas de San Ignacio y Llipata en 1946 y encontró la misma combinación de líneas, figuras y trapecios reportada por Kosok y publicó los primeros croquis y fotos en 1947. Además registró varios geoglifos en otras regiones de la cuenca del Río Grande de Palpa y Nasca.

En los años posteriores María Reiche realizó muchos recorridos a pie por las mismas pampas, después de haber estudiado detalladamente las fotos aéreas del Servicio Aerofotográfico Nacional (SAN).

Aunque no hay ningún informe científico sobre estos trabajos, en los primeros artículos de Reiche se menciona varios geoglifos importantes y uno muy grande que encontró en la meseta de San Ignacio. Fue el más largo que conoció. También hizo referencia a varias figuras antropomorfas que vio en las laderas de las mesetas y sobre la figura de un pelícano, la más grande de la Pampa de San Ignacio. 

Sin embargo, a pesar de que las primeras líneas que encontró fueron en Palpa, nunca publicó un mapa de los figuras de las Pampas de San Ignacio y Llipata, como los que elaboró para la Pampa de Nasca. La única referencia en esos planos, son algunos de los geoglifos más grandes, señalados en un mapa sinóptico de toda la cuenca. 

Las fotos del SAN y otra toma aéreas de algunos dibujos importantes de las Pampas de San Ignacio y Llipata se publicaron a comienzos del 2000 junto con otras imágenes inéditas en la región. Pero para el arqueólogo peruano Johnny Isla, la gran parte del material tiene una ubicación equivocada, originada en la falta de un mapeo sistemático de los geoglifos. En cambio, él sí utilizó, junto con su colega alemán Markus Reindel, la moderna tecnología fotogramétrica, que les ha permitido crear un viaje virtual de sobrevuelo por todas las Líneas de Palpa. 

La fotogrametría aplicada por el Proyecto Arqueológico Palpa abarca la Cresta de Sacramento, el Cerro Carapo, las Pampas de San Ignacio y Llipata. Es la primera base de datos que ha registrado científicamente, una por una, esas líneas que han llamado la atención de curiosidad del mundo. 

Además se caracterizan y se constituyen enormes dibujos geométricos, zoomorfos y fitomorfos. Una de sus particularidades es la gran cantidad de figuras antropomorfas, que están casi ausentes en el desierto de Nasca y aparecen generalmente orientadas hacia el valle para ser vistas por los habitantes de los asentamientos.  Otro Dato interesante es que, en el caso de los trapecios, estos están orientados hacia los ríos de la zona. 

Estas representaciones estarían vinculadas también a aspectos rituales en el sitio, como instrumentos musicales y cerámicas. (3)

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

BIBLIOGRAFÍA:

No hay comentarios: